"LAS DROGAS ME ROBARON LAS SENSACIONES

  Y LAS ALEGRIAS QUE, A FIN DE CUENTAS, SON LA

 UNICA RAZON PARA VIVIR"

 

 

 

Mi nombre es Javier me gustaría relatar mi vivencia en el mundo de las drogas, pudiendo hablar ahora desde fuera de ellas y de una manera objetiva.

Yo empecé a tomar alcohol cuando tenia 13 años, no era consciente del riesgo que corría, "solo quería divertirme"

Empecé bebiendo alcohol los fines de semana, con los amigos: cerveza, whisky,  cada vez era más grande la cantidad que bebía.

Cuando cumplí los 14 años empecé a fumar porros, "pillábamos costo" entre varios amigos, nos lo fumábamos en el parque o en el campo de unos de ellos, yo pensaba que fumar porros me hacia molar mas, me sentía importante y más mayor.

Yo por esa época jugaba al fútbol y los efectos del alcohol y el hachis aun no me impedían seguir jugando, los excesos solo eran los fines de semana.

Seguí coqueteando con el mundo de las drogas sin darme cuenta que cada día estaba más inmerso, con 16 años probé mi primera raya de cocaína, eran las fiestas de mi pueblo.

No imaginaba que ese día cambiaria mi vida.

Ya había cruzado otra barrera y a partir de entonces da igual como se llamara la sustancia LSD, SPEED, todo lo que estaba de moda en el ambiente nocturno y de discoteca, por aquel entonces y fumaba porros todos los días, era un elemento primordial en mi vida, no podía pasar un día sin fumarlos.

A los 18 años me fui a Ibiza, ya que me ficho el equipo de allí, entonces el problema se agravó bastante mas, mi consumo de cocaína se disparo, llegaba incluso a perder el conocimiento por los excesos.

Por todo esto los directivos del equipo no me renovaron el contrato, volví a mi pueblo, antes de cumplir los 20 abandone la practica del fútbol.

Comencé a robar, cada vez necesitaba mas cantidad de droga y a la vez mas dinero, incluso robaba en mi propia casa, mi familia estaba realmente destrozada.

Los siguientes cuatro años fueron un infierno, ya era consciente de que tenia un problema, empecé mi recorrido por médicos y psicólogos siempre con el apoyo de mi familia, tome todo tipo de tratamientos y pastillas raras, solo conseguía engancharme también a esos fármacos sin dejar mi adicción inicial.

Un día salí de casa y no volví hasta pasados tres días y mi familia me dio unos fármacos que me dejaron dormido, al despertar mis padres ya tenían todo preparado y me encontré en un centro de rehabilitación en un pueblecito llamado Los Molinos, en plena sierra de Madrid, el teléfono es 902 999 912.

De esto ya hace tiempo, termine mi terapia, y os aseguro que no solo no tomo drogas es que soy un chaval feliz, que tiene un equipo de fútbol sala y no necesita drogas para relacionarse con la gente, con una familia encantadora y los que debo la vida.

Si alguien al leer estas vivencias y detectar ir por el mismo camino, no esperes  llegar al final de el, yo conseguí ganar la batalla a las drogas y vivo para contarlo, pienso que soy afortunado.

 www.dejar-la-cocaina.com

www.dejarelalcohol.com

www.centrodedesintoxicacion.com

www.narcononlm.info

www.narcononlm.com